Querida Señora Oscuridad:

6 03 2011

Me gustaría comenzar esta carta diciéndole cuánto la extrañé.  Es usted la que siempre ha estado a mi lado desde que tengo memoria. En las buenas y en las malas, sobre todo en las malas, sobre todo cuando no hay más nadie. Es usted la que me abraza y me llena cuando todo lo que me rodea es vacío, cuando no se siente ni dios…a veces me pregunto si dios es su álter ego. La misma moneda por otro lado, o por el borde. Estoy por concluir que usted es el filo de la eterna moneda.

Sé que estos últimos meses he estado algo callada con usted, parca, por decirlo de alguna manera. Pero usted, siempre fiel, se ha encargado de recordarme lo cercanas que somos y lo presente que se encuentra en mi vida.

Esta semana la vida me pidió que me rindiera al conformismo, a la vida de la gente regular, cuerda y responsable. Usted sabe que no es la primera vez que la vida me tienta. Cómo no saberlo? Si es usted y nadie más quien me acompaña en esas horas insufribles, cuando las opciones siempre se reducen a complacer o a complacerme.

Finalmente, es en sus brazos donde siempre llego a la misma respuesta. Tome la decisión que tome, la sociedad seguirá siendo la misma, conmigo a sin mí. En cambio, yo sin mí, estoy perdida. Le confieso que cada que llego a esa conclusión me siento un poco más poderosa – Una batalla más que ganas – me digo, pero también tengo presente que finalmente, a mí me quedan incontables batallas, la vida en cambio sólo tiene que ganar una vez.

Anuncios




Nocturno No. 1

30 03 2009

Once treinta y siete de la noche de un domingo que antecede a un lunes que comienza a primera hora de la mañana. Qué quiere decir eso de primera hora? El hombre es la medida de todas las cosas, quién es entonces la medida de la primera hora? El punto de partida? Quién fue primero, la gallina o el huevo o el idiota que inició con la pregunta? 

Un cerebro que no quiere dar paso a Morfeo. Un cerebro que procesa pensamientos que no se resuelven, dudas que surgen, preguntas inconclusas, respuestas oscuras, frases estúpidas. Mi lucha. No hay que ser Hitler para tener una, me decía a mi misma esta mañana.

Esta luz acuática de pantalla de caja negra no colabora cuando se intenta escribir en un teclado que se siente ajeno, con unas manos que se sienten de otro, con unas ideas extrañas, en una habitación oscura.

Entrevista de trabajo a primera hora. Trabajos que detesto, horarios de gente gris, pequeños cubículos que comen sueños, que se tragan los colores, jefes que se alimentan de sudor ajeno, de necesidades, de alegrías perdidas, de ganas de vivir echadas a la basura. Salarios de miseria que hacen del insufrible vivir algo menos agobiante, dinero de mierda que nos unta a todos.

Talento que se desperdicia. Talento? Cuál talento! Desde cuándo saber cómo hacer una línea recta, hacer un doblez, o aplicar pegante es talento? Una profesión ingrata que solo entiende la palabra absorber, que lo exige todo, que no sabe más sino pedir para sí misma, que el mundo entero desprecia, incluyendome a mi en este preciso momento.

Buenos días señorita Yurlady, vengo a una entrevista de trabajo, sí, soy profesional, claro, de la mejor universidad, que por qué estoy acá? Pues porque shit happens hasta en las mejores familias, o en todo lado se cuecen habas, o tal vez porque mi karma necesita limpieza, humildad, matar el orgullo, dejar la pedantería, pisar el suelo, arrodillarse.

A la gente buena le pasan cosas buenas dicen por ahí. Pues por ahí se equivoca. No hablo por mi claro está, de buena no tengo ni el alma. Pero se de gente, he oido rumores, gente buena a la que le arrancan la vida, a la que le cambian el rumbo, a la que le cortan las alas. Dios escribe derecho con renglones torcidos. Hoy quiero que Dios me diga cuántas veces al día se ríe de esa frase.

Ha llegado la hora de cerrar los ojos, o intentarlo, o dar vueltas en la cama, lo que primero venga, lo que primero se me ocurra, mañana será otro día, o el mismo, o la misma vaina que hace 5 años, la misma lucha, la misma pelea con uñas y dientes por ser algo en este puto mundo de nadies que quieren imaginar ser algo. Patrañas. Doce y diez minutos.





El Otro

24 03 2009

Al otro, al mismo, al que calla, al que se esconde, al diferente, al que temo. El lobo de Harry, el escarabajo de Samsa, el Hyde de Jekyll. Ese otro que se asoma, que hace daño, que sigue siendo mío.

A ese que pierde la fe, que se rinde, que desespera, que es intolerante, que explota, que llora, que siente el abandono, que no cree,  a ese que ya no ve la luz, que perdió la sonrisa, que ya no tiene ganas.

A ese que aparece de cuando en cuando. A ese le pido perdón por querer olvidarlo, porque entiendo ahora que sin ese, no sería yo misma, ni estaría completa, ni existiría el espejo, el contrario. Siempre es necesario el equilibrio, el opuesto, la dualidad. Es de allí donde sale la fuerza.

Gossip

Gossip

Mi recomendado de hoy: Gossip Punk / Soul / Experimental / Portland Queer.  Con Beth Ditto a la cabeza, esta banda siempre dará de qué hablar. Ya sea por sus nuevos sonidos, o por las declaraciones provocadoras de Ditto. Me despido con “Your back’s against the wall There’s no one home to call You’re forgetting who you are You can’t stop crying” del track “Standing in the way of control





Lugares Estados

18 02 2009

La ciudad hecha vivencia, hecha recuerdo. Rostros, manos, miradas, sonrisas y lágrimas. La arquitectura de esta iglesia que siempre trae a mi mente ese diálogo corto e intenso, como todo lo nuestro. Qué es el cielo para ti? Momentos, te digo, el cielo y el infierno para mí son sólo momentos. Y ahora, dónde estás? En el cielo, te digo, caminando contigo siempre me siento en mi paraíso personal. En dos minutos de diálogo nos dijimos todo lo que callamos por años, y que volveremos a callar para siempre.

Una esquina, un puente, una ventana. Objetos que transportan, que nos llevan a una realidad pasada. Gracias a ellos se hace permanente y tangible. Los recuerdos se perderían en la memoria si no tuvieramos nada físico que nos conectara con ellos. Cientos de sensaciones vividas en un mismo punto geográfico. El mismo andén a soportado mis pasos alegres, mis pasos cansados, mis pasos derrotados. El que ayer fue mi cielo, hoy es solo el limbo por el que camino.

Meshell Ndegeocello

Meshell Ndegeocello

La recomendación musical de hoy: Meshell Ndegeocello R&B / Jazz / Rap / Soul /Funk / German Queer. Increíble y talentosa compositora, cantante y bajista, que sin seguir un estilo en especial logra tener un sonido único. Me despido con “I would not exchange the sorrows of my heart for the joys of the multitude And I would not have the tears that sadness makes to flow from my every part turn into laughter” del track “A tear and a smile “.





Querida Señora Oscuridad:

4 02 2009

Hoy tengo ganas de sincerarme. Han pasado tantas cosas desde que usted y yo tuvimos una charla larga, la verdad hoy siento que la única persona que podría escucharme y entender un poco todas estas locuras que pasan por mi cabeza es usted. Es cierto, aún le temo, pero ya no como antes. Ese miedo visceral que me hacía pensar varias veces antes de levantarme en la madrugada a ir al baño se ha ido. Hoy puedo recorrer mi casa en su presencia, sin que se me acelere el corazón. Ya no le temo a usted debajo de las escaleras, o en las ventanas medio abiertas, ni dentro de los cajones o armarios que guardan la ropa.  De hecho, creo que nunca le temí en los armarios, recuerdo esas tardes que pasábamos juntas dentro del closet de mi habitación. Ya no recuerdo de qué huía, sólo me recuerdo a mí rodeada de usted, tratando de escapar de la realidad supongo, como siempre tratando de escapar.

Ya no le temo a la forma en que inunda el anochecer en llano abierto. Recuerdo sí mi pánico, cuando usted entraba en la carpa, despacio, como queriendo no ser descubierta, y poco a poco lo llenaba todo, todo lo invadía. Siento todavía mis ojos abiertos mirando hacía la ventana que usted había engullido, tratando de ver una pequeña luz, una estrella, una luciérnaga que le robara a usted un poco de su espacio. Cuánto le temí en ese entonces, sobretodo cuando se vestía con esos ruidos irreconocibles, cuántas veces deseé que fuera siempre de día para no tener que verla nunca más.

Hoy su presencia física me reconforta, a veces siento que sólo a su lado se me aclaran las ideas. La verdad es que hoy le temo de otra forma. Hoy siento que poco a poco me invade a mí, ya no por fuera, sino por dentro. Se come mi alma poco a poco. Mi optimismo se lo traga, despacito, para que no me de cuenta. Se esconde allí adentro, calladita. Ya no se viste de sonidos, ahora se viste de silencio, de silencio absoluto que consume.

Para los demás usted está oculta, yo creo que a veces, la gente al verme no se imagina que usted está allá, atrincherada, esperando paciente. Sólo yo me doy cuenta, y le temo. A veces me sorprendo en la noche con la cabeza debajo de las sábanas, rogando para que usted no me conquiste. Muy quieta, tendida boca arriba, con los ojos cerrados pidiéndole a Abba que porfavor se la lleve, que no deje que me consuma. Que por favor venga alguien y me robe de sus brazos, alguien como todas las personas que se fueron y me dejaron a su merced. Alguien que me quite este sentimiento de abandono, de culpa, alguien que me redima.

Usted que todo lo sabe, tiene idea de por qué todavía siento que debo pedirle perdón a no sé quién no sé por qué? Usted tiene idea de por qué me siento tan culpable de nada? Estoy cansada señora Oscuridad, estoy cansada de esta lucha que tenemos usted y yo desde hace tanto tiempo. Por favor váyase de mí o sea rápida. Consúmame de una vez o déje que mis felicidades duren más de dos segundos. No quiero que mi vida se resuma en la frase de Hesse “…así había sido mi poquito de felicidad y de amor, como esta boca rígida: un poco de carmín sobre unos labios muertos.”  Llévese el carmín o llévese los labios, pero le ruego que se decida pronto.

Sinceramente suya,

Yo.

Patricia Racette

Patricia Racette

Mi recomendado de hoy: Patricia Racette Soprano/New Hampshire Dyke. Una de las pocas mujeres abiertamente homosexuales en el campo de la ópera. Tal vez su papel más conocido y más aclamado ha sido el de Madama Butterfly de Puccini.  Me despido con “Un bello día veremos levantarse un hilo de humo en el extremo confín del mar…Un bel di vedremo…





Dos Horas En El Paraíso

30 01 2009

A mí siempre me dijeron que llegar al Paraíso era bastante complicado. Tienes que ser célibe, me dijeron, y morir quemada viva, ahorcada, crucificada, comida por leones, lapidada o decapitada. Tienes que ser monje, me dijeron, y ser hombre, vivir en una cueva, ayunar durante días, meditar toda tu vida, decirle adiós a tus posesiones y dejar la carne. Tienes que creer en varios dioses, me dijeron, y construir pirámides,  momificar a tus muertos,  y hacer ofrendas de sangre. Tienes que ser sumisa, me dijeron, cumplir los mandamientos, y temer, lo más importante es siempre temer.

Ayer descubrí que no era tan díficil como me lo aseguraban. Entré al Portal del Tunal (información útil sólo para los conocedores de Bogotá) y me subí en el alimentador que decía “Paraíso”. Sólo me tuve que asegurar de dos cosas, la primera, de tener tiempo, porque es lejos, la segunda, de no temer.

Llegué al Paraíso con nada más que unas hojas de papel, colores, tijeras y pegante. Me recibieron con los brazos abiertos, con sonrisas, con amor incondicional, sin prejuicios, con ojos grandes y brillantes, con caritas ansiosas por recibir aprecio, respeto y cariño. Me recibieron con deseos de aprender, de escuchar, de hablar, de crear. Me recibieron con curiosidad, con chocolate caliente y con arepa. Me recibió una brisa fuerte y una vista inigualable. Me recibió Abba convertido en decenas de niñas y niños que han visto, oido y sufrido cosas que nadie en la tierra debiera experimentar, y apesar de eso, sólo tienen amor para compartir. Me recibieron seres tan grandes que para verlos a los ojos tienes que arrodillarte.

Me fui del Paraíso sin las hojas de papel, sin los colores, sin las tijeras, sin el pegante. Me fui con el corazón 3 veces más grande, con abrazos y besos que me durarán años y años. Me fui con ganas de volver. Me fui sabiendo que aunque las religiones más importantes del mundo me han negado el cielo, puedo decir con total seguridad, que ya estuve en el Paraíso.

Cheryl Hill

Cheryl Hill

El recomendado de hoy: Cheryl Hill PowerPop/ Texas Dyke. No hay otra palabra para definirla a ella ni a su música. “Power” es lo que irradia en sus letras, su voz, sus videos y su guitarra. Me despido con “We’ve got to open up our hearts” del track “Let love in





Un Día En La Vida No. 2

23 01 2009

Es de madrugada, das vueltas en la cama, tratas desesperadamente de mantener los ojos cerrados para no espantar por completo a Morfeo. Es inútil, te rindes, muy despacio te sientas y pones los pies en el piso, tomas aire, te levantas, sin pensarlo te diriges a la ducha, abres la llave y esperas que el agua caiga sobre tu cabeza, lentamente esperas que te bautice, que te redima, que te perdone. Siempre demasiado tarde, siempre demasiado lento, siempre demasiado miedo. Sabes que tienes que continuar con este día. Viene a tu mente la frase escuchada años atrás, no hay día que no se llegue, ni deuda que no se pague, ni plazo que no se cumpla. El plazo se ha cumplido, lo sabes, sabes también que seguirá cumpliendose para todos. Das vueltas en la casa, tratas de hacer tiempo, subes y bajas las escaleras, le das vueltas a tu desayuno, abres el periódico y encuentras que no entiendes una sola frase de lo que estás leyendo. Buscas lo más adecuado para vestirte, te pones, te quitas, una y otra vez, te conformas con lo primero que elegiste. Miras el reloj, ya es hora. Despacio, sin afanes, como si el tiempo no corriera abres la puerta, miras al cielo, respiras, no entiendes. Este es el lugar, tienes que bajarte. Caminas, con una falsa calma te acercas, el corazón te late en los oidos, sonries, saludas, abrazas, bromeas, esperas, sólo esperas. Entras, te sientas, escuchas o tratas de hacerlo, demasiado ruido en tu cabeza, demasiadas preguntas. Y su facebook? y su msn? y su vida virtual? y las canciones que no escuchó, y esa obra de arte que ya no verá? Preguntas estúpidas hechas para no pensar en lo trascendental. Tratas de calmarte, respiras profundo, miras a tu alrededor y ves su foto, haz perdido tu calma, finalmente te permites llorar, por lo pasado, por lo no dicho, por lo perdido, por lo aprendido. El sermón te parece lejano, recuerdas la última vez que estuviste en una misa, exactamente hace diez años, reunidas, igual que hoy. No crees en los curas, no crees en los ritos, pero hoy, sólo hoy, quieres creer en algo, algo que te diga que este vacío tiene sentido. Ha terminado, te levantas, sigues a la multitud, te detienes, más palabras, más sermones, más preguntas. Un hueco, un vacío en la tierra que debe ser llenado, un cofre, unas lágrimas, un hasta luego, un nudo en la garganta. Algunos abrazos, un día que continua como si estuvieras anestesiada. Es de noche, te recuestas en tu cama, cierras los ojos y dices una oración por todos los que quedamos, porque somos finalmente los que estamos jodidos.